gran reto banca privada
Luis Guzmán | Socio de Diaphanum Después de 30 años ejerciendo mi actividad profesional en banca privada, me sigue resultando chocante observar algunas prácticas generalizadas en el sector donde los conflictos de interés hacen que se antepongan los intereses del profesional o los de su entidad a los del inversor. Unas prácticas que se alejan de la total independencia, imparcialidad y alineación de intereses que debería primar en el ámbito del asesoramiento financiero. En cualquier otro tipo de servicios profesionales de asesoramiento (abogados, consultores, médicos, etc.), evidenciarían un claro problema deontológico y de ética profesional y provocarían la expulsión inmediata
Banca privada