Opinión de DiaphanumSobre DiaphanumSobre el sector

Diaphanum prevé que la economía global se desacelerará, pero no ve recesión

Por 12 septiembre, 2019 Sin comentarios

EL ASESOR FINANCIERO .-

Diaphanum cree que el crecimiento global en 2019 se situará por encima del 3%, gracias al
empuje de países emergentes como China, India e Indonesia, que seguirán siendo el motor
del avance económico a nivel mundial, y el buen tono de EE.UU., que resiste frente a una
eurozona debilitada. La guerra comercial será el principal catalizador de los mercados en
los próximos meses, la Administración Trump aumentará los aranceles a todas las
importaciones a partir de diciembre y seguirá presionando a la Fed para que adopte una
política monetaria más laxa, con el objetivo de mantener una economía robusta y los
mercados en calma antes de las elecciones presidenciales de noviembre de 2020. El
desenlace final del brexit, las revueltas de Hong-Kong, los problemas políticos en
España e Italia y la amenaza a una nueva suspensión de pagos de Argentina son
otros temas políticos que podrían tener cierta incidencia en los mercados de cara a los
próximos meses.
En la eurozona, el crecimiento se verá penalizado en la recta final de 2019 por los efectos
negativos de la guerra comercial. Tanto es así que Alemania, cuya economia se contrajo
un 0,1% en el segundo trimestre, e Italia, tras los últimos cambios en su gobierno para evitar
elecciones, han frenado en seco su actividad económica y se encuentran cerca de la
recesión técnica. El sector exterior es el más penalizado, con especial incidencia en la
industria del automóvil.
La economía española se enfrenta a una ralentización más suave de lo esperado que le
permitirá mantenerse por encima de la media continental y con un menor nivel de precios. La
demanda interna seguirá siendo el motor de crecimiento, con una rebaja de la aportación del
sector exterior, por las tensiones comerciales, el precio de la energía y el menor avance de
Europa. El principal desequilibrio para la economía española, en el corto-medio plazo, seguirá
siendo el persistente elevado desempleo, con un mercado laboral que pierde el dinamismo
de trimestres anteriores, junto al endeudamiento y el déficit público.