Opinión de DiaphanumSobre DiaphanumSobre el sector

Así se ven las perspectivas económicas (y dónde invertir) desde Diaphanum Valores

Por 23 enero, 2019 Sin comentarios

VALENCIA PLAZA .-

 Diaphanum cree que EE UU afrontará dos subidas de tipos a lo largo del año, siempre y cuando se mantenga la fortaleza de su economía, y continuará con el programa para reducir balance de la FED. En el caso europeo, el BCE mantendrá el nivel actual de tipos, al menos hasta el verano. Además, prevé que la economía global reduzca su crecimiento en 2019, pero no detecta un final de ciclo.  La inflación subyacente, con la reducción del precio del petróleo, seguirá en niveles ‘indeseablemente’ bajos en la Eurozona y Japón. Especialmente llamativo es el caso de EE UU que, después de diez años de crecimiento y con un mercado laboral cercano al pleno empleo, mantiene un nivel de precios controlado por el aumento de la productividad, el exceso de capacidad productiva, los precios de las materias primas y la ausencia de presiones salariales.

El crecimiento de la economía española se mantendrá por encima de la media europea en 2019, aunque podría verse comprometido si se deshacen las reformas estructurales que han permitido la recuperación económica. A los problemas estructurales que arrastra el mercado laboral, el alto endeudamiento público y privado y elevado gasto público, se unen las tensiones territoriales, el anuncio de nuevas cargas al empleo y nuevos impuestos como principales amenazas al crecimiento. Miguel Ángel García, director de Inversiones de Diaphanum, explica que “la situación exterior se ha debilitado, pero tiene margen de mejora, ya que es la parte de la economía que más se beneficia de la reducción del precio del petróleo.

Diaphanum considera que el crecimiento económico del continente europeo se está viendo especialmente lastrado por la guerra comercial y los problemas políticos internos, que están restando confianza a los agentes económicos. En este contexto, Italia y España serán los que más rebajen su crecimiento, por la inestabilidad política, en Francia cabe esperar que el efecto de los “chalecos amarillos” sea coyuntural, mientras que Alemania será la economía más afectada por la guerra comercial.

La confianza de los empresarios y consumidores en Europa ha experimentado un fuerte retroceso, pero sigue en terreno expansivo, mostrando que el empleo y la inversión mejorarán ligeramente. Javier Riaño, miembro del equipo de Inversiones de Diaphanum, explica que “resulta fundamental que se produzca un aumento en la inversión, dado el estancamiento que ha existido en los últimos años. Un brexit no amistoso afectará al crecimiento en mayor medida”.